Saltar al contenido

Cómo organizar una clase de educación infantil

Cómo organizar una clase de educación infantil

En este artículo te voy a explicar todo lo que necesitas saber para organizar una clase de educación infantil: la ratio de niños por educador, las características generales que debe tener el aula, la distribución de los espacios y los materiales didácticos para educación infantil que puedes incluir.

Cuál es la ratio de niños en guarderías a tener en cuenta

Voy a empezar desde cero el diseño y planificación de un aula de educación infantil pensada para niñas y niños de 1 a 2 años.

Te voy a explicar las normativas que te aconsejo que tengas presentes y muchos detalles que te pueden ser útiles en el caso que estés pensando en diseñar un aula de infantil.

E incluso voy a facilitarte el esbozo que yo misma he realizado utilizando un programa básico de edición de dibujo.

¡Vamos allá!

Cuando se trata de la ratio de niños por educador deberemos tener presente lo que establece el Decreto 282/2006 del primer ciclo de educación infantil. a nivel autonómico en Cataluña y el Real Decreto 132/2010 a nivel estatal en España.

Por ejemplo, según lo que establece el Decreto 282/2006 se establece que el máximo de niños que debe haber en el grupo de 1 a 2 años es de 13 niños simultáneamente.

También establece que en el grupo de menores a un año no puede haber más de ocho alumnas y alumnos simultáneamente en el mismo aula y en el de dos a tres años un máximo de 20 niñas y niños.

Si vivís en la comunidad autónoma de Cataluña, adicionalmente os recomiendo que tengáis en cuenta lo que establece el documento del Grupo de Trabajo de Educación Infantil de Rosa Sensat Proposta de mínims actuals i futurs per a l’escola bressol de Catalunya (2004).

En relación a la ratio de niños por educador, conviene tener presente que cuanto más pequeños son habrá menos alumnos por grupo porque requieren de una atención más individualizada.

Según establece el Decreto 282/2006 de primer ciclo de Educación Infantil en Cataluña y el Real Decreto 132/2010 de segundo ciclo de Educación Infantil en España, el nombre máximo de niños y niñas por grupo y educador debería ser el siguiente:

  • De 0 a 1 años: máximo de 8 alumnos por educador.
  • De 1 a 2 años: máximo de 13 alumnos por educador.
  • De 2 a 3 años: máximo de 20 alumnos por educador.
  • De 3 a 6 años: máximo de 25 alumnos por educador.

Si además en el grupo hay niños o niñas con necesidades educativas específicas, se aconseja reducir este número en una proporción de 1 educador por cada 2 alumnos.

Si vivís fuera de España, os recomiendo que consultéis la ratio de niños por educador que establece la normativa legal en materia de educación vigente en vuestro país.

Cómo es una clase de infantil: características generales

El aula de educación infantil que he diseñado para niños y niñas de 1 a 2 años tiene unas dimensiones de 50,4 metros cuadrados.

Estas dimensiones contemplan los mínimos de los Objetivos de calidad para los servicios de atención a los niños propuestos por la Red Europea de Atención a la Infancia de la Comisión Europea.

La Red Europea de Atención a la Infancia de la Comisión Europea establece un mínimo de 6 metros cuadrados por cada niño menor a 3 años (6 x 8 = 48 metros cuadrados), más un 5% adicional de espacio interior para el uso de los adultos (2,4 metros cuadrados).

Instalaciones de nuestra aula de infantil

En cuanto a las instalaciones que debemos incluir y lo que establece la normativa, vamos a diferenciar las siguientes:

  • Iluminación: he diseñado un aula que disfrute de la luz natural la mayor parte del día. De este modo creamos ambiente más cálido y acogedor y aprovechamos para contribuir al ahorro energético de la escuela.
    Aunque, también he provisto incluir luces artificiales, de intensidad regulable, que nos permiten crear atmósferas y climas de trabajo diferentes, de una luminosidad de 200 lux.
  • Calefacción: para nuestra aula de infantil he decidido incluir un termostato individual, situado en la pared a la altura del adulto, que nos permita mantener una temperatura constante en el aula de entre 18°C y 21°C.
    También he considerado oportuno instalar limitadores de temperatura, fijados a 45°C, en los grifos de todos los lavamanos del aula: zona de aguas y servicios, sala de cambio, sala de preparación de comidas.
  • El suelo de nuestra aula de educación infantil va a estar hecho de material amortiguador y he planificado las siguientes medidas para evitar o minimizar riesgos: protección a los enchufes, que se encuentran en alturas a las que nuestros niños no pueden llegar y, protectores para radiadores con cantos redondeados.
  • Colocaremos protectores para los dedos en todas las puertas y ventanas del aula.
  • En la medida que sea posible, recomiendo instalar aislante térmico y acústico en el espacio destinado al descanso de los niños.
  • Otra medida de prevención de riesgos es el equipamiento de detectores de incendios en el aula y de extintores de incendios en el centro.

Qué espacios podemos incluir en el aula de infantil

La organización de los espacios y rincones del aula de infantil que os propongo ha sido diseñada en función de las necesidades generales y de las más específicas que puedan niñas y niños de entre 1 y 2 años.

  • Un área de descanso, insonorizada y en una zona aislada y tranquila del aula, que cuenta con colchones y dispone de una ventana al exterior.
  • Una sala de cambio e higiene, independiente y con una apertura o ventana desde la que el educador tiene el control visual del resto del espacio del aula.
    En ésta, he provisto incluir un lavamanos y una repisa que cumplen la normativa de seguridad y armarios individuales con material de cambio: pañales, toallas, accesibles al adulto.
  • Una zona de aguas o servicios para los niños, situado dentro del mismo aula y con tres aseos y tres inodoros.
    La he diseñado para que cumple con lo que regula el Decreto 282/2006 en cuanto a las características de los espacios e instalaciones de los centros de educación infantil de primer ciclo según el cual las salas destinadas a niños de 2 años, dispondrán de un mínimo de dos inodoros y dos lavabos.
    Éstos se encuentran bien ventilados y limpios con los lavabos e inodoros a la altura de los niños y con armarios individuales para cada uno de ellos.
  • Una zona de preparación de comidas o biberones con suficiente espacio para preparar los alimentos, un lavamos de uso exclusivo para éstos, un fogón a una altura de 1,30 m (la mínima es de 1,20 m), una mesa y sillas a la altura de los niños, varios armarios, donde guardar botes, vasos y almacenar alimentos y perchas, a la altura de los niños, para que puedan colgar sus baberos ellos mismos.

Cómo organizar los rincones en educación infantil: los cinco principales

Os propongo la siguiente distribución de un aula de infantil con cinco espacios de juego o rincones para niños y niñas de 1 a 2 años.

  • Un rincón de actividades tranquilas que puede incluir una alfombra con un pequeño colchón donde los niños pueden descansar y relajarse.
    Yo le he incluido dentro del aula que he diseñado un espejo y un rincón de libros. Este rincón de actividades tranquilas y de descanso se encuentra separada del rincón de juego psicomotor y juego simbólico.
  • Un rincón de juego psicomotor y juego simbólico, al que podemos añadir un equipo multifuncional para el juego psicomotor, un mueble con cajones, rampas y escaleras y materiales para el juego simbólico.
  • Un rincón de manipulación y exploración con juegos de mesa, puzzles, construcciones, encajes de formas geométricas y, actividades plásticas con un pequeño rincón de observación de la naturaleza donde germinar semillas, observarlas y verlas crecer.
  • Un rincón para el movimiento y desplazamientos, con un espacio amplio para que los niños y niñas puedan moverse cómodamente.
  • Un área de reagrupamiento, donde hacer las roldanas para cantar canciones y bailar en grupo, además de llevar a cabo otras actividades grupales como «la hora del cuento».

Cómo equipar nuestra aula de educación infantil para que no nos falte de nada

Los equipamientos principales con los que podemos dotar cada una de las zonas o espacios de nuestra aula son:

  • Zona de cambio e higiene: podemos equiparla con un mueble de higiene para pañales con tantas casillas como alumnos haya en clase, un contenedor para pañales con sistema de protección contra los olores y de muebles cambiadores con cojines cambiadores y de un lavamanos y una repisa que reúnan las condiciones de seguridad e higiene.
  • Zona de descanso: la podemos proveer con tantas camas o cunas como niños haya en clase. Pueden ser de madera u otro material atóxico de 100 cm de longitud, con sistema de seguridad y protecciones impermeables a los colchones.
    También podemos añadir hamacas basculantes y cojines con motivos decorativos y un armario con cantos redondeados que lo vamos a destinar para las sábanas, mantas y ropa de dormir.
  • Zona de cojines o alfombras: esta zona contiene dos cojines grandes de animales (elefante y estrella de mar), dos espejos de 130×70 cm, con cantos redondeados y pulidos y vidrio de seguridad, un mueble multifuncional en forma de gusano que sirve para sentarse y como contenedor de cuentos y una lámpara de pie, de intensidad regulable, que nos permite crear diferentes atmósferas.
  • Zona de aguas: en el aula que he diseñado he incluido un total de tres inodoros, tres lavamanos con cantos redondeados y pulidos, vidrio de seguridad y tantos portavasos como niños haya en el aula, todos a la altura y acceso de ellos.
    Además, es necesario incluir una papelera infantil grande y un panel de madera natural y cantos redondeados con colgadores para las toallas al alcance de los niños y niñas.
  • Zona de manipulación y exploración: podemos equiparla con una mesa de experimentación con botes de vidrio donde hacer germinaciones y donde tener pequeñas plantas para que los niños puedan cuidar de ellas y observar cómo crecen.
    Otras propuestas de equipamiento para esta zona pueden ser un mueble bajo con estantes donde puedan guardar juegos de manipulación y descubrimiento como: cubos apilables, bloques de madera para hacer construcciones de torres o puzzles de madera de pocas piezas.
  • Zona de preparación de comidas: podemos equiparla con un hornillo de inducción situado a una altura a la que no puedan llegar los niños, una mesa a la altura de los pequeños con cantos redondeados y tantas sillas como niños haya en el aula.
    En esta zona, también nos será útil incluir un armario para guardar botes, vasos y perchas y colgadores donde puedan colgar sus baberos. Todos ellos a la altura de las niñas y niños.
  • Zona de juego psicomotor y juego simbólico: en el diseño del aula de infantil que he realizado, he dividido esta zona en diferentes secciones.
    La primera sección, la podemos destinar al desarrollo y potenciación de la psicomotricidad. En este espacio podemos incorporar un equipo multifuncional, a poder ser de madera, para el juego psicomotor (con escalas adaptadas a niños de uno a dos años, tobogán, pequeña rampa y pequeño circuito) y carro de psicomotricidad con ruedas destinado a guardar el material de psicomotricidad y de libre acceso al niño con juegos diversos: pelotas, cuerdas de psicomotricidad, aros.
    Podemos rodear el espacio cercano al equipo multifuncional de colchones infantiles multicolores que sirvan para jugar y proteger a las niñas y niños de posibles caídas.
    No obstante, si el aula no permite por sus dimensiones incluir un espacio como éste, siempre podemos trasladar todo este material a un aula de psicomotricidad infantil o sala de usos múltiples habilitada en el centro para este fin.
  • En la segunda sección, dedicada al rincón del juego simbólico podemos incluir el siguiente material: cocina ya cuna de juguete de un material como la madera tratada con barniz atóxico, cantos redondeados y de una altura razonable para los niños.
    Un banco de carpintero de madera natural con cantos redondeados. Un tapiz zoo de fácil limpieza y un armario donde se puedan almacenar los materiales educativos de estos rincones: feria de cocina, herramientas para el banco de carpintero y animales y peluches del zoo.
  • Zona de actividades plásticas que puede constar de una mesa de madera rectangular con cantos redondeados y suficiente sillas para los alumnos y alumnas, una pizarra donde el maestro / educador pueda graficar las explicaciones y un tablero o espacio dónde colgar los trabajos plásticos.

En cuanto a la zonas de paso del aula de infantil, es importante que dejamos suficiente espacio entre cada uno de las zonas del aula para que los niños y educadores puedan cambiar de rincón sin que haya obstáculos de por medio.

Además, en el aula de infantil también vamos a utilizar como delimitadores de espacio entre algunas zonas, como la separación entre la zona de alfombra y cojines de la zona de disfraces o de la zona de manipulación y experimentación, muebles que van a realizar la función de separar espacios, ambientarlos y almacenar material didáctico y barras de techo desde la que colgar las producciones que vayan realizando los alumnos.

Los principales materiales didácticos para educación infantil con los que equipar las zonas del aula

He seleccionado el siguiente material educativo infantil para niños de 1 a 2 años. Lo vais a encontrar clasificado según la habilidad o capacidad que queremos desarrollar o potenciar.

Material didáctico para potenciar las habilidades motrices: pelotas de tamaños, colores y materiales diferentes, arrastradores, triciclos y vehículos con pedales y sin, torres de cubos en disminución, regletas de Cuisenaire, encajes geométricos, verticales y planos, materiales para el juego heurístico y materiales inespecíficos, tales como: baldosas pequeñas, pinzas, para clasificar, agrupar …

Material didáctico para potenciar la capacidad de representación, juego simbólico y lenguaje: fotos, cuentos gráficos, espejos de cuerpo, cunas, cochecitos contenedores, teatro de títeres y marionetas, disfraces y todo tipo de materiales para este rincón: relojes, juguetes de oficio, cocina cuna con su feria.

Material didáctico para potenciar la capacidad de experimentación: agua, botes de vidrio resistente a los golpes para hacer germinaciones, serpiente del tacto, cubos redondos apilables, bolas ensartables, bloques de madera para hacer construcciones y torres, cubos de descubrimiento, puzzles de madera de pocas piezas, cestos y cajas con tapa.

Material didáctico para potenciar las relaciones interpersonales: muñecos, encajes geométricos y planos, puzzles de pocas piezas y rompecabezas, construcciones, teléfonos, columpios, juego de imágenes y libros.

Material didáctico para desarrollar las capacidades creativas con materiales reciclados: revistas, cartones, botellas de plástico, botes, botones, materiales naturales como piñas, hojas y flores.

Material didáctico para desarrollar las capacidades motrices: bicicletas de cuatro ruedas y triciclos con y sin pedales, animales de balancín, equipo multifuncional de juego psicomotriz, patinetes, caballos con ruedas, globos y material psicomotriz como cuerdas, aros y pneumáticos.

Material didáctico para desarrollar el sentido musical y el ritmo: instrumentos y objetos de percusión comprados como: cajas chinas, tambores o panderetas.
Y material de percusión que construimos nosotros mismos con: calabazas secadas, botes de conservar y tubos de cartón.

Descubre aquí cómo hacer instrumentos musicales para niños con materiales reciclados.

Cómo decorar una clase de infantil

Los principales elementos decorativos de nuestra aula de infantil van a ser los trabajos que realicen los niños y niñas.

De forma que los vamos a ir colgando en diferentes espacios del aula: murales de actividades y barras de techo.

Además, también vamos a aprovechar las ventanas del aula para colgar motivos que representan la estación o época del año en la que estemos: hojas y castañas, en otoño; flores y arcos iris, en primavera; elementos del mar, en verano; copos de nieve y ropa de abrigo, en invierno.

O que escenifiquen las fiestas tradicionales: la fiesta de la Castañada, la de Pascua. Muchos de estos motivos los podemos elaborar en el taller de plástica y dibujo.

Podemos pintar las paredes del aula con colores suaves y acogedores de diferentes tonos según el área o piso.

Por ejemplo, en la zona de juego psicomotor y juego simbólico podemos utilizar un amarillo muy suave, mientras que en la zona de descanso pintarla de un azul cielo también muy claro.

Algunas paredes las podemos decorar con dibujos de animales o motivos vegetales.

Otra idea es decorar los marcos de los espejos con motivos vegetales o animales.

Todo el conjunto de colores que encontramos en toda el aula ayuda a crear un ambiente más cálido y acogedor. Incluido los varios relojes que haya en el aula pueden estar decorados con colores animosos.

Las diferentes zonas o espacios las podemos señalizar con carteles gráficos que orienten al niño o niña sobre la zona o rincón donde se encuentra y las actividades que se realizan en éste.

Por ejemplo, el cartel imagen de una niña o niño usando el inodoro en la zona de aguas. Otra idea es colocar dentro de esta zona una secuencia de tres imágenes sobre cómo lavarse los dientes, cómo hacer uso del inodoro y como lavarse las manos.

Espero que aproveches estas pautas para diseñar o mejorar el diseño de tu aula de educación infantil o, si estás en casa, algunas ideas te sirvan de inspiración para la habitación o el espacio de juego de tus hijos.

Si te ha parecido útil, te animo a compartir este artículo “Cómo organizar una clase de educación infantil” en tus redes sociales para que pueda llegar a más personas. ¡Muchas gracias!